Con ustedes… ¡La festividad más divertida del sudeste!

Tenemos internalizado que el año empieza el 1 de enero, que comienza en Australia con fuegos artificiales y sigue parecido por diferentes países que vamos viendo por Crónica TV hasta que nos toca a nosotros brindar y comer pan dulce. Pero si algo nos enseña Asia cada día es que todo, todo, puede ser de otra manera.

En Laos el año nuevo es en abril y es la fiesta más grande y espectacular del país. Los derechos laborales que asumimos como regla no vienen con la cigüeña ni crecen en los árboles. En Laos son prácticamente inexistentes, así que esta semana del año es para muchos la única vacación que conocen. Se aprovecha para juntarse con la familia, tomar, beber, y volver a todas las calles una fiesta interminable.

El último día del año es el 13 de abril, dos días antes del día del nacimiento de Buda Gautama. Es un día de renovación, simbolizada por el agua, donde se limpian las casas, las imágenes de Buda y los templos con agua perfumada, se juntan las familias, y en lugar de brindis hay bendiciones con agua desde los mayores a los más jóvenes.

El día siguiente es el que nos parece más interesante: el 14 de abril es “el día sin día”, porque no pertenece a ningún año, un limbo donde la gente sale a las calles y explota la fiesta.

Tirarse agua representa lavar los pecados para el año que empieza y, una vez que cada uno lo hace con su gente cercana, comienza la bendición masiva a todos los que se crucen. Las familias salen a la vereda con mangueras, palanganas, pistolas de agua, bombuchas, todo vale. Otras salen en sus vehículos armados con lo que puedan. También se tira harina y pintura al agua. La música suena fuerte por todos lados y es imposible caminar por ningún lado sin ser empapado. Y aunque no tengas ganas o tengas un mal día, es imposible no contagiarte con la fiesta, las risas, la buena onda, los deseos sinceros.

El 15 es el primer día del año, y los festejos siguen. Y el 16… y el 17….. Nunca creímos que días y días de festejos en la calle sin disturbios ni desubicaciones fueran posible, pero Asia lo hizo de nuevo.

En el video intentamos captar para ustedes un poquitito de lo que es esta fiesta hermosa. Denle play y enamórense de Laos con nosotros.

Feliz 2560, año del gallo, para todos!